Inflación a alta velocidad: los precios de los repuestos de autos se incrementan, pero ¿qué hay detrás de esta disparada?

Inflación a alta velocidad: los precios de los repuestos de autos se incrementan, pero ¿qué hay detrás de esta disparada?
Los números están ahí, en el mercado. Y los sufren los millones de automovilistas. Hay aumentos que para la mayoría de la gente común parecen inexplicables
Por Claudio Zlotnik
14.05.2021 09.34hs Economía

El Indec no tiene un relevamiento exclusivo para el sector automotor, pero si eso existiera seguramente reflejaría movimientos exorbitantes. Algunos, tal vez la mayoría, inexplicables para el común de la gente. Pero los números están ahí, en el mercado. Y los sufren los millones de automovilistas.

Se trata del implacable aumento de los precios de los repuestos, las autopartes y, por lo tanto, de los services de los autos usados. Incrementos que superan la suba del dólar y también al encarecimiento de los productos de otros rubros de la economía. Hay una verdadera disparada.

Para tener una aproximación: hay precios que se triplicaron en el último año.

Así sucedió con los precios de las baterías. Para un auto pequeño, en promedio, pasó de $5.000 a $15.000 de un año para otro. La misma suba mostraron las lámparas comunes: en promedio, las comunes, saltaron de $400 a $1.100 cada una.

En el caso de los típicos services anuales (el de los 10.000 kilómetros para los autos usados), los valores se duplicaron. En promedio pasaron de $5.000/$6.000 a $10.000/$12.000.

Recorrieron un camino similar las cubiertas, que pasaron de $11.000 a $22.000. Mientras que las correas de distribución subieron un 90% (de $10.000 a $19.000 en promedio), siempre tratándose de vehículos chicos.

En el caso de los típicos services anuales (el de los 10.000 kilómetros para los autos usados), los valores se duplicaron
En el caso de los típicos services anuales los valores se duplicaron

En tanto, las pastillas de freno se encarecieron 70% y ahora cuestan entre $8.000 a $9.000. El cambio de aceite y de filtros, en cambio, se elevaron 50% y ahora ese servicio cuesta alrededor de $8.500. Aunque, como siempre ocurre con las compras de autopartes y los servicios, todo depende del vehículo.

¿A qué se debe semejante saltos? ¿Hay motivos que los fundamenten?

Muy posiblemente no haya un argumento creíble y que se trate de una distorsión del mercado. Pero los principales actores del mercado dan cuenta de un tridente:

  • Trabas a las importaciones: Están generando serios problemas a la industria automotriz y mientras repuntan las ventas de autos nacionales, los que vienen de otros países tienen cada vez más problemas para llegar a los concesionarios. De hecho, desde la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA), reclaman por la incertidumbre y reclaman pautas confiables que les permitan desarrollar su actividad con previsibilidad y mantener su fuerza laboral comercial, administrativa y técnica.
  • Aumento de los insumos: Se trata de un fenómeno que tiene a mal traer a varias industrias. Los incrementos en los precios de insumos como metales, plásticos y vidrio, por ejemplo. Un movimiento que engloba a todas las materias primas, desde los alimentos a la industria pesada.
  • Escasez internacional de productos: La caída de la oferta producida a nivel mundial durante la pandemia aún no se repuso mientras que, en simultáneo, se disparó la demanda.
Qué hay detrás de la suba de precios de los repuestos de autos
Qué hay detrás de la suba de precios de los repuestos de autos

No es casual que incluso en los Estados Unidos, los precios de los autos usados corran por delante del resto, incluso de los alimentos. Los consumidores que durante la pandemia se "guardaron" en sus hogares y que ahorraron, ahora salen al mercado, buscan comprar (en este caso autos), y los precios se disparan.

Claro que, en la Argentina de la inflación del 46% interanual, los fenómenos y las dinámicas de potencias, aparecen las distorsiones, y los precios se disparan hasta lo inalcanzable.

Temas relacionados