Un ex funcionario de Patricia Bullrich cuestionó el nombramiento de Aníbal Fernández

Un ex funcionario de Patricia Bullrich cuestionó el nombramiento de Aníbal Fernández
Recordó algunos "casos emblemáticos" como el "triple crimen de General Rodríguez" y "el aumento exponencial de los ingresos de efedrina
Por iProfesional
21.09.2021 08.07hs Actualidad

Alberto Fohrig, exfuncionario del Ministerio de Seguridad de la Nación durante la gestión de Patricia Bullrich en el gobierno de Mauricio Macri, criticó la designación de Aníbal Fernández al frente de esa cartera, en reemplazo de Sabina Frederic.

"Más allá de las opiniones que uno pueda tener, hay que mirar los datos. Mientras Aníbal Fernández estuvo al frente de las fuerzas de seguridad, durante seis años seguidos, la Argentina tuvo una serie de problemas muy significativos de criminalidad organizada", enfatizó este ex funciionario, quien se presenta como especialista en narcotráfico en diálogo con Radio Mitre.

Recordó algunos "casos emblemáticos" como el "triple crimen de (la ciudad bonaerense de) General Rodríguez" y "el aumento exponencial de los ingresos de efedrina, que es un componente que se utiliza para hacer drogas sintéticas".

Específicamente respecto del triple crimen de 2008, que estuvo ligado al tráfico de efedrina y en el que murieron Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, explicó: "Hay datos en donde aparecen en el expediente judicial menciones elípticas a alguien denominado La Morsa".

"Uno de los presos por haber participado en ese triple crimen menciona como vinculado al episodio a una persona de bigotes prominentes al que denominaban La Morsa, un signo de interrogación no saldado respecto a las ramificaciones institucionales en aquellos años", deslizó, en relación al apodo de Fernández.

Subrayó que "hay un problema de hechos que ocurrieron durante la anterior gestión de Aníbal Fernández, en el Ministerio del Interior y, luego, en el de Seguridad, que son muy preocupantes en relación a lo que puede ser su futura gestión".

Durante ese tiempo, se produjo "una transformación estructural en la Argentina", que pasó de ser "un país de mero tránsito de drogas a uno donde se producen drogas sintéticas".

Opinó sobre qué trae consigo la llegada de Fernández: "Una política tradicional vieja, con capacidad de chicana y de burla y sin dizar en la solución de ninguno de los problemas que tiene la Argentina, que son gravísimos en materia de seguridad".

Críticas a Alberto Fernández

Fohrig, ex secretario de coordinación, planeamiento y formación del Ministerio de Seguridad entre 2016 y 2019, también apuntó contra la gestión del presidente Alberto Fernández.

Consideró que "lo que pasó fue una ficción por parte del Gobierno", que a su parecer "cree que por no hablar del narcotráfico, porque se tiene una postura progresista, el narcotráfico deja de existir". "Lo que hemos visto en estos dos años son cosas enormemente preocupantes que no están expuestas a la luz pública", agregó un preocupado e indignado Fohrig.

Concluyó con un dardo contra el primer mandatario: "El Presidente creyó que hacer política era hacer política contra la ciudad de Buenos Aires y, entonces, rápidamente retiró las fuerzas federales, tratando de ahorcar el presupuesto de seguridad. Hizo dos movimientos: le sacó el presupuesto a la Policía de la Ciudad y retiró las Fuerzas Federales. Eso es una verdadera extorsión en términos políticos".

Berni sobre Aníbal Fernández

El ministro de Serguridad bonaerense, Sergio Berni, respaldó este lunes la designación de Aníbal Fernández al frente de la cartera nacional de área al asegurar que "no se puede discutir su capacidad de trabajo".

"Ya hemos hablado, deseoso de que asuma para articular diferentes problemáticas en material policial", destacó el responsable de Seguridad en la provincia de Buenos Aires, quien estaba públicamente enfrentado con la antecesora de Fernández, Sabina Frederic.

"Es momentos de hacer aportes para sumar, no soy de aquellos que rumean los problemas, miro para adelante. Tenemos un desafío con el doctor Fernández, sé del conocimiento que tiene, de la vocación, conocimiento amplio del ejercicio del mando en las diferentes fuerzas", agregó Berni.

Además, anticipó que ya se comunicó con Aníbal Fernández para coordinar "las diferentes problemáticas en materia policial".

En las últimas horas, el futuro ministro de Seguridad aseguró que sostendrá a las cúpulas de las cuatro fuerzas federales: Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Asimismo, sobre la Policía Federal puntualizó: "Quiero explotar la formación en la investigación, no quiero verlos en la calle".

En diálogo con C5N, Aníbal Fernández anunció que el martes se reunirá con los titulares de las cuatro fuerzas federales y que tiene otras citas ya agendadas. Entre esas reuniones, dijo que se juntará no solo con Berni, sino con Marcelo D’Alessandro, al frente de la Policía de la Ciudad, y con autoridades de Santa Fe para tratar la problemática de la inseguridad en Rosario.

Sergio Berni respaldó la designación de Aníbal Fernández como Ministro de Seguridad
Sergio Berni respaldó la designación de Aníbal Fernández como Ministro de Seguridad

 Así le pegó Juntos por el Cambio a Alberto por el nuevo Gabinete

Los dirigentes de la mesa nacional de Juntos por el Cambio fustigaron la nueva conformación del Gabinete y señalaron que la vicepresidenta Cristina Kirchner le "impuso los nombres y la política" al Gobierno del presidente Alberto Fernández.

La incorporación del gobernador de Tucumán, Juan Manzur, como jefe de Gabinete y el desplazamiento de Santiago Cafiero hacia la Cancillería fueron algunos de los movimientos en la estructura del Gobierno más criticados por la principal coalición opositora.

"Ya no hay secretos. Cristina Kirchner lo hizo otra vez, impuso los nombres y la política al gobierno de Alberto Fernández", señaló el presidente de la UCR y precandidato a senador nacional, Alfredo Cornejo, a través de Twitter.

En tanto, su par del PRO, Patricia Bullrich, sostuvo en la misma red social que "el Gobierno no escuchó a los argentinos" en las pasadas elecciones primarias y criticó las nuevas designaciones en la Jefatura de Gabinete y en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Manzur representa una de las provincias más pobres del país, Fernández (Aníbal) expresa lo peor del modelo de seguridad y Cafiero como canciller nos aleja definitivamente del mundo", disparó la dirigente y agregó: "El 14 de noviembre vamos a reafirmar nuestros valores con el voto".

A su turno, el jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, consideró "la accionista mayoritaria sigue siendo la vicepresidenta" y que "ahora deben ocuparse de solucionar los problemas de los argentinos que el Frente de Todos ha agudizado con una gestión espantosa".

Horas después, criticó el nombramiento de Cafiero al sostener que "la Cancillería no es para un pasante" y agregó: "Es el cargo que mayor especialización y contactos exige. No pueden improvisar tanto".

Otro de los que criticó los cambios en el Gabinete fue el auditor general de la Nación Miguel Ángel Pichetto, quien a través de Twitter evaluó: "Avance de la vicepresidenta y del Vaticano. La Iglesia también gobierna la Argentina: formula declaraciones políticas y pone ministros", según consignó Noticias Argentinas.

En tanto, la diputada radical Karina Banfi sostuvo que lo que ocurrió en el Gobierno fue el "relanzamiento del Gabinete que quiere Cristina" y consideró que en el oficialismo "siguen escuchando su propia música", tras lo cual se refirió a las elecciones legislativas: "Este noviembre no renunciemos a la Argentina que deseamos para nuestros hijos".

A su turno, su colega Luis Petri advirtió que "este es un 'gabinete de emergencia' para demostrar una tregua simulada y evitar una mayor catástrofe electoral" y que "la configuración real del Gobierno vendrá después de noviembre, donde será toma por asalto o absoluta deserción".

En otro tono, el candidato a diputado nacional Facundo Manes consideró que "si algo queda claro de todo esto es que la dirigencia está cada vez más distanciada de la sociedad, sus problemas y sus necesidades".

La coalición opositora había moderado sus críticas durante los tres días que duró la crisis interna en el Gobierno por la fuerte derrota que sufrió el Frente de Todos en las PASO del 12 de septiembre y la pelea entre Fernández y su vicepresidenta.

Tras los reclamos al Presidente para ordenar la situación, sin mayores críticas para no agravar la situación, los referentes de Juntos por el Cambio volvieron a enfocarse en la campaña para las legislativas de noviembre y subieron el tono contra la nueva conformación del Gobierno.