Esta argentina es la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo de fútbol masculino en México

Esta argentina es la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo de fútbol masculino en México
Evelina Cabrera es cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR). Su lucha por la igualdad de género la llevó al país azteca
Por Rocío Bravo
18.09.2021 07.30hs Actualidad

Evelina es una activista social que trabaja buscando el empoderamiento y reconocimiento de la mujer en los ámbitos de todos los deportes. "Soy una busca y siempre seré una busca, no encuentro otra descripción a mi persona", así empieza esta charla con Evelina Cabrera.

Convencida que el deporte ayuda al fortalecimiento del liderazgo, lo que busca es generar la igualdad de los derechos de las mujeres en el deporte. "En realidad, no es que no creo en la palabra soñar, sino que quiero generar equidad de género más allá del futbol, en cualquier índole de la vida", dice a iProfesional. "Hoy me toca trabajar en el fútbol, y que esté en México no quiere decir que no lo siga haciendo en Argentina, al contrario, estoy más presente estando lejos que cuando estaba allá", remarca.

¿Qué la marcó para estar dónde estoy? "La convicción de que cuando quiero algo hago todo para llegar a lograrlo", sostiene. "Mientras tanto, disfruto el proceso. Soy una persona de objetivos a corto plazo y de intentarlo constantemente".

Evelina es una activista social que trabaja buscando el empoderamiento y reconocimiento de la mujer en los ámbitos de todos los deportes.
Evelina es una activista social que trabaja buscando el empoderamiento y reconocimiento de la mujer en los ámbitos de todos los deportes.

Evelina Cabrera se inició en el deporte siendo futbolista, luego de un problema de salud comenzó a estudiar para ser entrenadora de fútbol. Pasó por varios clubes como entrenadora y luego como manager deportivo. Esa experiencia la llevó a fundar la Asociación Femenina de Fútbol Argentino junto a otras jugadoras, entrenadoras y dirigentes; y darle vida al primer equipo de fútbol ciego femenino de Buenos Aires. En Argentina trabajó en el club Atlético Boca Juniors en Género y deporte; y dio fútbol en el penal 47 femenino de San Martín Buenos Aires logrando que el pabellón pase de ser de mala conducta a la de deportistas llevando así que otros penales empiecen a replicarlo.

Fue reconocida por la revista The Economist como transformador social; por la BBC News como una de las 100 mujeres más influyentes e inspiradoras del mundo; por "EY Entrepreneur of the Year Argentina" como emprendedora social del año; y designada por la Organización de Estados Americanos (OEA) como "Embajadora de buena voluntad por la equidad de género en deporte".

Este año aceptó una propuesta para trabajar en el fútbol mexicano como coach deportiva. "Hace seis meses me fueron a buscar para trabajar con el fútbol masculino en el club Pachuca. En realidad, me vine por dos meses y terminé quedándome más tiempo", comparte la entrenadora. "No era el fin quedarme, me quedé porque me ofrecieron otro contrato (como auxiliar de la categoría sub 20 masculina del club). Ni siquiera en mi mente tenía irme ni nada, al contrario, todo el tiempo estoy pensando en volver. Argentina es única para mí. Estoy acá de casualidad, no porque tenga un motivo particular". De esta forma, se convirtió en la primera mujer en formar parte de un cuerpo técnico en la liga mexicana.

Según reflexiona Evelina, "México es una sociedad bastante machista, pero son muy profesionales y por eso me contrataron, porque más allá de mi género vieron mi idoneidad y profesionalismo en el trabajo". Pero eso no quita que sea una sociedad difícil en cuestiones de género. "Hay 10 mujeres que mueren cada 24 horas. Sin querer terminé acá, podría haber sido cualquier otro país, pero por algo es. Creo que voy a trabajar muchos aspectos de género y en diferentes sectores, más allá del deportivo, en la parte social que me gusta mucho", remarca.

La vida en México para la entrenadora es muy tranquila, "muy aburrida a lo que era en Argentina", dice. "Extraño mucho la intensidad de allá. Me levanto, voy a trabajar, vuelvo. Es diferente. Pero me siento bien con el rol de estar en un cuerpo técnico masculino. Pachuca es un club muy importante en lo que refiere a las fuerzas básicas asique es un honor para mí estar acá, estoy muy contenta".

Evelina acaba de ser convocada para la fecha FIFA para la selección mexicana, para dar unas charlas y acompañar a la selección femenina sub 17, sub 20 y primera. "Estoy muy contenta, que en apenas seis meses de trabajo acá ya me hayan convocada a la selección mexicana es un gran orgullo".

Evelina Cabrera es Cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR).
Evelina Cabrera es Cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR).

Nadie es profeta en su tierra

Según dice, tanto en México como en Argentina las barreras son las mismas, "que sos mujer". Sin embargo, destaca, "ser capaz en tu trabajo, eso te abre puertas. Te miran con cara rara, pero cuando mostras que sos buena en lo que haces, que estás formada para tu trabajo, es beneficioso en lo personal".

De todas maneras, siempre existen dificultades. "Con los jugadores no, ellos me respetan, me aceptan", comparte la joven. "Es más difícil con la parte dirigencial o colegas que me ven que llego nueva, que soy mujer y esos conceptos que embarcan al género. Pero es normal".

En Argentina, Evelina entrenaba a mujeres privadas de su libertad.
En Argentina, Evelina entrenaba a mujeres privadas de su libertad.

Lo que también es normal según Evelina es que nadie es profeta en su tierra. "En todos los países sucede que nunca te reconocen", asegura. "Quizás eso me ayudó a tomar la decisión de irme, probar otras cosas afuera. En el fútbol generas más trayectoria, reconocimiento y conocimientos cuando te vas, eso es una realidad. Por más que yo extrañe, voy a ganar mucha más experiencia de lo que puedo tener después de trabajar 12 años en el futbol argentino y siento que esa es la diferencia. Después de 12 años allá con el futbol, la única manera de poder desarrollar mis capacidades es yéndome a otro lugar. Eso tiene el emigrar más que otra cosa".

"En Argentina sería un poco más difícil hacer lo que hoy hago en México porque dependería de lo que es la dirigencia y el cuerpo técnico", sostiene la entrevistada. "Acá es una decisión del club y el cuerpo técnico se adapta a lo que dice la dirigencia. Por ejemplo, a un entrenador acá, le vaya como le vaya, lo acompañan en el proceso más tiempo del que acompañan a uno en Argentina. El proceso de desarrollo con el equipo, con la formación y con las bases es diferente. En Argentina es más rápido todo, funciona o no funciona, se cambia. Acá noto que hay una apuesta mayor a quienes vienen y un proceso de acompañar, de apoyar lo que se venga a aplicar en la institución, es un apoyo más real".

A pesar de eso, la entrenadora volvería a Argentina. "Lo pienso todos los días cuando me levanto. Ya pasaron seis meses y todos los días lloro un rato. Extraño todo, la intensidad, la gente que te mira y te saluda, los gritos, la comida especialmente, mis ahijadas, mi familia, amigos", dice con nostalgia. "Esa intensidad hermosa que tenemos los argentinos, esa hermandad que, aunque nos agarremos y nos digamos de todo, cuando viene alguien de afuera a decirnos algo enseguida nos salimos a defender. Es una cosa especial. Extraño a Argentina con toda mi alma".

Pero es consciente de que va a crecer profesionalmente afuera y que lo que genere va a tener mayor impacto para otras mujeres en Argentina y toda Latinoamérica. "Lo más común es que las mujeres trabajen con mujeres, no es tan normal, especialmente en Sudamérica, que las mujeres trabajen con los hombres", explica. "De alguna manera, generar ese espejo para que otros clubes o instituciones empiecen a abrir sus puertas para las mujeres, ese es el fin. Por ahí el costo es caro porque tenía todo en Argentina, pero sé que el impacto que genero en la comunidad y en lo profesional para otras mujeres no lo voy a lograr en otro lugar".

La entrenadora argentina hizo historia al convertirse en la primera mujer en formar parte de un cuerpo técnico de una competencia de hombres n México.
La entrenadora argentina hizo historia al convertirse en la primera mujer en formar parte de un cuerpo técnico de una competencia de hombres n México.

"Muchos de los chicos con los que hoy trabajo cuando me vieron me miraban como diciendo ‘¿quién es? ¿qué hace?’ y a medida que fui conociéndolos, su mirada hacia qué o cómo puede trabajar una mujer en el futbol cambió", plantea orgullosa la coach. "Es un trabajo que se tiene que hacer todos los días porque hay creencias culturales que cierran o dejan en el paradigma de para qué o qué puede hacer una mujer en el futbol. En lo personal, creo que lo que estoy haciendo acá va a generar impacto. Mi deseo principal en esta vida es abrirles la puerta a otras mujeres y dejarles un mejor mundo a mis ahijadas".

Para concluir, Evelina plantea que se ha evolucionado mucho en temas de género, "algunos con un falso maquillaje para la foto, otros de verdad. Falta mucho. Uno a veces es medio ansioso y ambicioso, y quiere que sea todo ya, pero al lado de algunos años, hemos avanzado muchísimo".